martes, septiembre 21, 2004

Compartiendo un descubrimiento

El propósito de este cuaderno es compartir con los demás un descubrimiento. Hace más de dos años ya que descubrí una herramienta para elaborar páginas web sin tener conocimientos de informática. Después, durante mi trabajo con varios ONG, me di cuenta de que esta herramienta podía servir (sobre todo a pequeñas ONG) para elaborar una web propia sin gasto alguno (excepto el gasto de la conexión a la Red) ni tampoco son casi necesarios conocimientos de informática.

Gracias a esto las ONGs pequeñas por fin…
  1. Pueden darse a conocer entre beneficiarios que las necesiten
  2. Pueden darse a conocer entre potenciales voluntarios permanentes o voluntarios puntuales dispuestos a echar una mano
  3. Pueden ser conocidas por posibles donantes o socios
  4. Pueden explicar a la sociedad que les rodea la situación contra la que están trabajando, tener una voz para denunciar
  5. Pueden tener un espacio de reflexión y evaluación con voluntarios, beneficiarios y donantes para evaluar y mejorar sus proyectos
  6. Pueden, para sí mismas, mantener una pequeña memoria de sus actividades en línea
  7. Pueden considerar el blong una forma de adaptarse a las nuevas tecnologías de la comunicación y superar la brecha digital poco a poco
  8. Pueden convertir la página en ese ansiado canal de comunicación (feedback) con el beneficiario y el voluntario para evaluar y mejorar sus proyectos. El objetivo es democratizarse, ya que muchas organizaciones pecan de ser iniciativas personales o de un pequeño grupo en el que los demás deciden poco
  9. Pueden utilizar el blong, sobre todo, como forma de comunicación entre los voluntarios, beneficiarios y donantes para coordinar sus actividades

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

0 Comentarios:

Publicar un comentario

<< Regresar

[Olga Berrios]